Sin categoría

El vino blanco afrutado marida con queso

¿Qué tienen en común los quesos gorgonzola, cabrales y roquefort? Pues que los tres son quesos azules. ¿Que por qué hablamos en Tacón de Aquiles de quesos? Porque Tacón de Aquiles es un vino blanco afrutado que marida a la perfección con los quesos azules. Vamos a hablar primero del queso azul y de las peculiaridades de cada uno de los quesos y después vamos a explicar por qué no os podéis perder la mezcla en boca de uno de estos quesos con Tacón de Aquiles.

El queso azul es el típico queso que parece que está en mal estado porque presenta unos recovecos con las tonalidades azul verdosas típicas del moho. Así que hacedme caso y si os encontráis un queso con moho: ¡No lo tiréis! La razón es que en su elaboración se ha añadido un hongo (Penicillium Roquefort) y con ello se consigue un queso fuerte, con un olor penetrante y sabor intenso que te sorprenderá al combinarlo con vino blanco afrutado (RECOMENDAMOS ENCARECIDAMENTE QUE ESE VINO SEA TACÓN DE AQUILES, EJEM, EJEM).

Vamos con el gorgonzola. Podréis reconocer que se trata del original si lleva una “g” impresa en el papel de aluminio que lo envuelve. Está la variedad dulce y la picante. Ambos una delicia para el paladar. Por cierto, es italiano.

Si queréis conocer el queso azul español, tenéis que probar el queso cabrales. Se elabora en Asturias con leche cruda de vaca o con mezcla de leche de vaca, oveja y cabra. Aquí os dejamos una receta que nos ha parecido brutal.

Por último hacemos mención al queso Roquefort, originado en Francia y elaborado con leche de oveja coagulada. Para chuparse los dedos amigas.

Estáis deseando saber por qué tenéis que probar cada uno de estos quesos con nuestro vino blanco afrutado. Lo sabemos, y ahí va la explicación. Se realiza un maridaje por contraste del sabor picante, la sal y la intensidad aromática de los quesos con el dulzor de Tacón de Aquiles que consigue crear un balance y un equilibrio que hace que una se desmaye de lo maravilloso que es.

Pues por si no os ha quedado claro os proponemos un plan: 4 amigas, 3 quesos y una botella de vino. ¿Se le puede pedir más a esta vida?

Consigue tu botella aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *