Tacón de Aquiles
¿Cómo se elabora el vino blanco Tacón de Aquiles?

¿Cómo se elabora el vino blanco Tacón de Aquiles?

Vamos a explicaros cómo se elabora el vino blanco Tacón de Aquiles.

Empezamos por el principio: la uva.

Todo el mundo tiene claro que para fabricar vino necesitamos uva. Existen muchas variedades de uva y cada una de ellas tiene unas características y una coloración diferente. En el caso del vino blanco Tacón de Aquiles la variedad utilizada se llama Moscatel de Alejandría. Esta variedad es de color amarillento y nosotras la escogimos para hacer con ella vino dulce.

Ya tenemos la uva, ahora hay que fermentarla.

Después de recolectar la uva (proceso que se denomina vendimia), hay que apartar todos los restos de hojas o material vegetal que puedan quedar y estrujarla hasta sacar el jugo (mosto). Es entonces cuando el azúcar, que está presente de forma natural en la uva, se convierte en alcohol gracias a la acción de las levaduras. Si queremos que el vino blanco tenga sabor dulce, como en nuestro caso, hay que parar la fermentación antes de que se consuma todo el azúcar. Esto ocurre porque las levaduras van a estar trabajando siempre que tengan azúcar que consumir (y el resto de parámetros como temperatura y presión sean los adecuados) y si no detuviéramos ese proceso no quedaría azúcar en el vino y no sería dulce. Para detenerlo utilizamos un filtro tangencial.

Y por último: ¡A embotellar!

Una vez que el vino blanco está elaborado, solo queda envasarlo en la botella escogida. La mayoría son botellas transparentes pero la nuestra está pintada de rosa por completo y serigrafiada en blanco. Además, en la parte de atrás lleva un poema escrito por el artista Marwan especialmente para Tacón de Aquiles. Aquí tenéis su web para informaros sobre toda su arte y actualidad.

Esperamos que os haya gustado la explicación.

Por cierto, el último paso es: ¡DISFRUTARLO!

 

    • Tools: Vino, blanco, dulce